Miguel Alonso

 

Fuentes del Estado Mayor del Ejercito turco afirman haber abatido a mas de 600 combatientes del PKK, en el asedio a la localidad martir Cizre en el Kurdistan norte.

Un gobierno genocida que pretende integrarse en la UE y que presume del asesinato de 600 personas, combatientes y civiles, solo en Cizre, tendría que estar sentado como acusado de crimenes de lesa humanidad en el Tribunal de La Haya.

Desde julio del 2015 han muerto asesinadas por los militares y terroristas afines, miles de personas y han sido destruidas importantes barrios historicos y populares.

Sin embargo la camarilla belicista de la OTAN da cobertura a estos crimenes que ocurren ante los ojos de los gobiernos complices en su silencio y no solo esto, alimentan sus sueños expansionistas y de gendarme en un peligroso juego que puede desencadenar una 3ª Guerra Mundial Imperialista.

El criminal gobierno del sultan de Ankara concentra tropas en la frontera con Siria para tratar de evitar la derrota total de sus mercenarios y en su aventurera política parece no tener freno, al negar que Turquia quedara destrozada por la superpotencia rusa, siendo el unico beneficio que esta derrota desatará la revolución tanto en Turquia como en el Kurdistan norte que hoy comienza a descartar falsos acuerdos de paz o de autonomia dentro de una potencia imperialista de segundo orden.

Turquia es un polvorín de contradicciones en fragil equilibrio y la camarilla de Erdogan en su afan genocida parece haberlo olvidado. ¿Será el eslabón debil?01202353_xl

 

 

Advertisements

Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair / Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair / Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair / Cambiar )

Google+ photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google+. Sair / Cambiar )

Conectando a %s