FRANCIA Y LA “LEY PATRIOTICA”. Un articulo del camarada M. Alonso

 

FRANCIA Y LA “LEY PATRIOTICA”

Como ya previmos el criminal atentado múltiple ha permitido al Estado francés recortar de forma arbitraria los derechos básicos de las mismas democracias burguesas.

Esta práctica de “golpe blando” ya fue usada por los nazis cuando incendiaron el Reichtag, para crear opinión publica favorable a la represión de los comunistas o por los imperialistas yankees tras el atentado del 11 S que en medio de la conmoción, la teoría del shock, aprovecharon para implantar un marco legislativo terrorista conocido como “la ley patriótica” que dejaba en manos de la Administración Bush (del Estado) la potestad de espiar, detener o incluso hacer desaparecer a cualquier sospechoso, acusado por las mismas, de “terrorista”. De un plumazo se suprimieron los derechos básicos individuales, que protegen a los ciudadanos de las arbitrariedades frente a la administración. Lejos de asumir la responsabilidad del fracaso en “la seguridad” las agencias se dedicaron a extender el estado policial hasta niveles impensables.

Este es el mismo guion, que aplican en la Francia conmocionada por unos atentados criminales, cuyos autores se afirma son yihadistas del Daesh.

Una vez más, las Agencias de Seguridad que fracasan estrepitosamente en proteger a los ciudadanos, los culpabilizan por tener libertades que pueden ser utilizadas por “los terroristas”.

Ese aparente absurdo, obedece al objetivo real; crear un marco legal represivo contra los sectores marginados de la clase obrera, esa creciente capa de las masas, de mano de obra cada vez menos necesaria, gracias a la automatización y a la deslocalización imperialista.

Este año se cumplieron diez años de la Rebelión de los Suburbios, les Banlieues, en la que miles de jóvenes muchos de ellos de origen norte-africano, se sublevaron por el asesinato de dos jóvenes por la gendarmería. La revuelta se extendió como una chispa, sobre una hierba seca de frustración y marginalidad, por los barrios periféricos del gran Paris y de otras importantes ciudades francesas, saltando las fronteras de Bélgica, Dinamarca, Alemania, Holanda etc.

Esa “escoria” a la que el entonces “Ministre de la Pólice”, Nicolás Sarkosi, no dudo en calificar, es la que hoy mismo, cuando escribo estas letras, está siendo objeto de una operación policial en el banlieue de San Denis.

La extensión del Estado de Emergencia a tres meses y las modificaciones a la Constitución dentro de esa situación de excepción, indican que se trata de una medida no puntual, sino estratégica de la burguesía y de sus sectores más reaccionarios para recortar a los trabajadores y trabajadoras, derechos tan básicos como el de manifestación o el de opinión. Avanzando hacia un Estado burgués de pensamiento único, fascista, bajo el manto tricolor de la santa unidad nacional.

El pueblo frances tendrá que derrotar esa ofensiva represiva y guiados por el espíritu de La Commune levantar la bandera roja de la libertad.

Advertisements

Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair / Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair / Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair / Cambiar )

Google+ photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google+. Sair / Cambiar )

Conectando a %s